Responsabilidad social de las empresas

Los huevos cambian las cosas – alimentan el hambre y salvan al mundo

El sector del huevo se ha comprometido a asegurar que los habitantes de todo el mundo tengan acceso a una fuente de alimento sostenible y de buena calidad.  Con frecuencia escuchamos a las organizaciones hablar sobre la Responsabilidad social de sus empresas; el sector del huevo es diferente ya que no solo nos limitamos a hablar de ello sino que también hacemos algo al respecto.
Poner a disposición de aquellos que pasan hambre en el mundo un alimento de alta calidad es una de las prioridades de nuestro negocio. Además de donar huevos, trabajamos con los países en vías de desarrollo, ayudándoles a establecer un suministro sostenible de huevos para sus comunidades.

He aquí una selección de proyectos comunitarios y medio ambientales en los que el sector del huevo colabora desde 2009:

Fundación de escuelas en Mozambique y Zimbabue. Donación de huevos a escuelas, orfanatos y hospitales de todo el mundo, incluyendo: India, México, Colombia, Barbados, Tailandia, Italia, Finlandia y la República Checa.
Creación de un extraordinario edificio medio ambientalmente respetuoso en Rotterdam (Países Bajos) cuya misión es neutralizar las emisiones de CO2 de los coches de los empleados. Donando más de 3 millones de huevos para ayudar a la población de Haití tras el trágico terremoto.
Un proyecto de mejora forestal en Japón. Estableciendo una planta de producción de huevos en Mozambique al objeto de ofrecer una fuente de alimento rentable y sostenible para la región.
Financiación del proyecto Hawke’s Bay Community Trust en Nueva Zelanda, que promociona la producción biodinámica y ecológica. Más de 50 millones de huevos se donan todos los años a obras benéficas, programas contra el hambre y bancos de alimentos de todo el mundo.
Apoyando la fundación de escuelas de fútbol en beneficio de los niños de Sierra Leona.
¿Cómo alimentar a 9 mil millones de personas con los limitados recursos del mundo?
Durante los próximos 40 años se espera que la población mundial crezca otros 3 mil millones. Se estima que en la actualidad mil millones de personas están subalimentadas y mal nutridas. A nivel global, disponemos de recursos limitados y aun así, necesitamos producir más alimentos.
Una huella de carbono baja –los huevos, un alimento socialmente responsable
Las investigaciones demuestran que la producción de huevos tiene una huella de carbono mucho más baja que la producción de carne de vaca o cerdo. Las gallinas ponedoras emiten una cantidad muy baja de gases tipo invernadero debido a su alta eficacia de alimentación. Los huevos ofrecen una solución socialmente responsable al dilema de cómo alimentar a 9 mil millones de personas utilizando los limitados recursos de nuestro planeta..